Los hábitos que dañan tu piel son muchos más. Pero te hemos traido un resumen de los 14 hábitos que creemos más perjudiciales y que son corregibles. Casi todo el mundo dedica minutos delante del espejo cada día y se preocupa por los cambios que sufre la piel. Las personas compran cada año unos cuantos producto para el cutis pero no tienen en cuenta aspectos básicos que pueden estar da;ando su piel pese a el dineral que se gastan en productos. Aquí te enumeramos factores que dañan tu piel y quizás no los has tenido en cuenta.

1. Consumir azúcares y harinas.

 Dentro de los habitos que dañan tu piel, quizás este aspecto es el más descuidado. El consumo frecuente de estos alimentos aumenta el proceso de glicación, que es una de las causas del envejecimiento de la piel.

2. No cambiar la funda de la almohada frecuentemente

En la funda de la almohada apoyamos nuestro rostro mientras dormimos. Al cambiar la funda frecuentemente y poner una limpia evitamos la proliferación bacteriana y las infecciones en nuestros poros. Algo similar ocurre con el nasobuco y pañuelos para secar el sudor. Por eso lo más aconsejable son las toallitas húmedas o pañuelos desechables para usar una sola vez.

3. No poner protector solar a diario.

Recordemos que uno de los factores del envejecimiento más importantes es la exposición a las radiaciones. Debemos protegernos de los rayos y las radiaciones de luz azul de las pantallas de dispositivos electrónicos.

4. Explotar los granitos.

Este mal proceder esparce a las bacterias, pudiendo provocar nuevas infecciones.  También mancha la piel, por acumulación de melanocitos.

 Es uno de los problemas que más vemos en las personas con cutis graso con mancha e infección. La gente tiene vicio de tocar las lesiones de su cara. Se tocan las lesiones con las manos sucias, se dejan agujeros en la piel, dejando así la piel vulnerable al paso de más gérmenes a los tejidos. También se esparcen las bacterias hacia otras áreas. Después quedan las marcas de la manipulación en forma de mancha en el mejor de los casos y cicatrices.

5. Lavar rostro con jabón no específico para el cutis.

Detrás de los hábitos que dañan tu piel está la creencia de que cualquier jabón natural es bueno para ti. Necesitamos que se altere lo mínimo posible el cutis en el momento del lavado. Debemos buscar productos suaves y respetuosos con el pH del rostro.

6. El hábito de Fumar

El humo del cigarro y sus componentes producen isquemia en los tejidos siendo otra de las principales causas del envejecimiento prematuro.

7. No limpiar brochas de maquillaje.

Las bacterias hacen verdaderas colonias en este tipo de instrumentos de uso diario, por lo que puede ser un agente activo en la reinfección de la piel.

8. Lavar la piel solo con agua.

Necesitas liberar tu piel de polución y gérmenes que no se retiran con agua sola.

Aunque me gusta lavar mi cara con agua sola en la mañana, los expertos dicen que se debe hacer 2 veces al día. Debido a la polución y gérmenes del medio ambiente.

9. Lavar la piel demasiado.

Es una agresión a las estructuras lavar en exceso, debido a que podemos destruir la flora normal de esta área y también el cebo que es tan necesario para suavizar y proteger las células. La cantidad correcta es solo mañana y noche.

10. Exfoliar la piel con frecuencia

Uno de nuestros himnos es este: La exfoliación debemos realizarla una vez por semana, y está contraindicada en la piel sobre expuesta al sol como después de ir a la playa. También debes espaciar la exfoliación si tienes piel sensible.

11. Ir a la cama sin desmaquillar

Como les había dicho: necesitamos liberar los poros de cualquier sustancia que impida sus funciones fisiológicas para evitar la aparición de comedones y otras alteraciones.

12. No limpiar la pantalla del móvil con frecuencia

A las pantallas de los móviles les sucede como a as brochas: son vectores mecánicos que pueden ser portadores de gérmenes capaces de infectar nuestra piel cuando constantemente los tocamos y acercamos la pantalla al rostro para hablar.

13. Abusar de productos químicos

Muchas personas usan una crema de día una de noche y montón de productos más. No es que este mal utilizar productos. Pero soy partidaria de que durante la noche hagamos tratamientos durante 21 días y descansemos de los productos. Debido a que el cutis necesita realizar las funciones fisiológicas de reparación. Como dice un profesor: “Dejemos a la piel ser piel”, que realice libremente sus procesos de forma natural. ¡Dejemos los poros libres! Demos un descanso a este tejido. Recuerda que muchas veces menos, es más.

14. No tomar la cantidad de agua suficiente.

La principal sustancia que debe estar en nuestro cuerpo en las cantidades adecuadas. El agua permite que nuestro cuerpo realice cada función adecuadamente y la piel no está exenta de esto. Aún más en países tan calurosos como Cuba donde puedes deshidratarte mucho más rápido. Pr tanto no esperes a tener sed para tomar un vaso de agua. Ingiere agua cada 1 hora.

Si corriges estos malos hábitos tu piel empezará a tener un cambio muy positivos sin necesidad de tratamientos intensos. Recuerda que siempre es mejor prevenir que tratar.

Leer sobre nuestros tratamientos faciales

Abrir chat
como podemos ayudarte
A %d blogueros les gusta esto: