aniversario de Corpus Habana

3 años entregando bienestar

¡¡¡El 3 es un número importante!!! Cuando tuve el sueño de hacer un proyecto como este no pensé en todas las sorpresas que me regalaría la vida de conocer y compartir con personas tan bellas.  El hecho de que tanta gente confíe en nosotras para buscar alivio, bienestar y belleza nos alaga de una forma sublime.

Otra gran satisfacción es que las mujeres de nuestro equipo puedan ser independientes y ayudar en la economía de sus hogares. Viendo a nuestros padres orgullosos y felices de ver a sus jóvenes hijas estudiando y trabajando tan a gusto.

Todas nos ayudamos, entre todas llegamos a donde estamos.

Siempre estarán. Corpus Habana Everywhere

Quiero que Corpus Habana siga siendo un proyecto de aprendizaje para nosotras y para la comunidad. Que nuestro proyecto sea el impulso para el crecimiento profesional y personal de cada una, que sea siempre el apoyo de las que ya no están. Que donde quiera que estén se sientan orgullosas de haber trabajado en este colectivo tan capaz, inteligente, talentoso y preparado. Que siempre mantengan esa conexión tan fuerte con el colectivo. Que el éxito de una sea el éxito de todas.

Gracias

 Gracias a todas las personas que han hecho posible la existencia y mantenimiento de un proyecto como este. A toda esa gente que ha contribuido de una forma u otra, desde los que nos regalan una frase de ánimo hasta los que nos donan un paquete de toallas faciales. Nuestra breve historia está llena de héroes anónimos, unos nos dan valiosísimos consejos, otros realizan esfuerzos mayúsculos como traer una mesa de masaje desde otro país hasta Cuba. Son ayudas que no se pagan con nada, solo con la voluntad de continuar manteniendo este bonito proyecto de mujeres emprendedoras.

Somos grandes estrellas

Esta frase la decreto Mariela, una de nuestras fundadoras, y se ha quedado como una herramienta poderosa cuando nos sentimos un poco desanimadas ante las múltiples dificultades de emprender en la Cuba de hoy.

Les proponemos a todos los amigos, seguir atreviéndose a soñar, a que nunca digan nunca. Sigamos viviendo cada momento al máximo. Sigamos haciendo lo que nos gusta. No dejemos que nada ni nadie acabe con nuestra vista positiva del mañana.

Sigamos viviendo en la abundancia, abundancia de amor, de valentía, de confianza, de solidaridad, de cubanía, de creatividad y de alegría. Que siga la fiesta de la vida.

Un abrazo.

Dra. Suney H. Peña Corrales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *