El estrés. Hazte cargo de él

El estrés es una respuesta fisiológica y psicológica del ser humano. Los cual quiere decir que es normal que nos ocurra. Se vuelve peligroso cuando su intensidad y frecuencia aumenta. El estrés es insostenible para nuestro cuerpo y mente que una situación estresante sea demasiado larga en el tiempo. Generalmente el organismo cae en un estado de agotamiento, el cual puede convertirse en enfermedad.  

Que sucede en tu vida cuando tienes menos estrés y ansiedad

Sensación de paz y tranquilidad

Ideas más claras

Te das cuenta de cosas que antes no percibías

Mejora tu creatividad

Estas más abierta al amor

Retorna en ti el poder de maravillarte por las cosas pequeñas de la vida

Luces más bella y agradable

Te sientes más preparada para cumplir tus metas

Mejoran las relaciones con los demás

Irradias confianza y seguridad

Sacas una mejor versión de ti.

Consejos para evitar estrés y ansiedad

  • Acepta las cosas
  • Piensa realmente lo que es importante para ti y enfócate en eso
  • Realiza aquello que mejor fluye en tu vida
  • Prioriza las actividades más urgentes e importantes
  • Pon orden en tu casa y en tu puesto de trabajo
  • Deshecha o recicla lo que no usa
  • Expresa tus sentimientos
  • Acepta con amor lo inevitable
  • Agradece todo, lo bueno y lo malo
  • Ponle amor a lo que tienes
  • Siente la abundancia más allá del dinero
  • Ponle música a tu vida
  • Alimenta al niño interior
  • Se contante
  • Evita obsesionarte
  • Desapégate de los resultados
  • Sueña
  • Vive en el aquí y el ahora
  • Perdona, perdónate y pide perdón. Trátate a ti misma como un huésped muy importante que tienes en tu casa. Le perdonarías cualquier error que cometiera.

El masaje como salvador ante el estrés

El masaje relajante es una de las alternativas mas potentes para liberar las tensiones. Este recurre a mecanismos inconscientes que inducen a la relajación. Recibir masaje con regularidad te ayudara a liberar el estrés y así evitar las complicaciones del mismo. Estas técnicas ancestrales de alivio y calma han funcionado desde los orígenes de la humanidad. Son estímulos que llegan directamente a nuestro cerebro antiguo y nos remonta a la etapa de bebe, cuando nuestra madre nos acariciaba y nuestro mundo se llenaba de paz y seguridad.