La mujer cubana en la práctica deportiva

 

Dunia Aguilera Rodríguez, actualmente árbitro internacional de la FIFA. Comenzó practicando deporte desde los 10 años entrenando Karate Do, luego estudió en la EIDE, luego a la escuela de deporte, luego a la ESPA provincial, y fue preseleccionada para el equipo nacional. Una lesión fue la causa de su separación de la vida deportiva hasta que se recuperó y se reincorporo jugando fútbol. Siendo jugadora de fútbol fue campeona nacional, campeona provincial. Paso un curso de árbitro para aprender más sobre el reglamento de este deporte. Supero las pruebas físicas para ser árbitro internacional. Desde el año 2017 es árbitro internacional. Ha obtenido buenos resultados. Ha asistido a competiciones internacionales, entre ellas la liga de campeones de la CONCACAFF. Participó en los juegos centroamericanos de Managua 2017.

Aprovechamos la visita del árbitro internacional de fútbol sala Dunia Aguilera Rodríguez y le realizamos una pequeña entrevista en nuestro centro. Ella es una de nuestras principales colaboradoras y defensoras del fútbol femenino en la isla.

Tus orígenes:

Nací el 8 de setiembre de 1990. La más pequeña de 3 hermanas por parte de padre. Mi familia es bastante unida, siempre me ha apoyado, desde que era niña, sobre todo en el deporte, siempre han visto ese don en mí, que nací para ser deportista. Están muy orgullosos de mí.

Como te describirías

Honesta, trabajadora, justa, sentimental, cariñosa, amigable, aunque no lo crean (entre risas), sociable, servicial. Trato de hacer las cosas lo mejor posible.

Que es lo que te apasiona de tu trabajo:

Lo que más me apasiona es hacer bien mi trabajo, que reconozcan mi esfuerzo. Me gusta que siempre me tengan en cuenta. Lo más bonito es que te designen a partidos y partidos, poder trabajar y hacerlo bastante bien.

Como te acogen los atletas al ver a una mujer árbitro.

Esa es la parte más difícil, porque muchos son machistas, no aceptan que una mujer los mande, muchos se sienten mal cuando una mujer toma decisiones en un partido. Mucha gente no delimita el género del rol de árbitro. Muchos piensan que porque soy mujer tengo que ser inferior a ellos y ahí están equivocados, porque el trabajo de la mujer, dicho por entrenadores, algunos atletas y profesores, es el mejor trabajo que han visto.

Cuáles son los principales logros que has tenido este año.

Lo mejor es que mantengo la condición de árbitro internacional, ya que cada año hay que trabajar duro para mantenerse. Tuve la oportunidad de participar en el campeonato provincial de primera categoría, trabajar la final, y en la discusión del bronce. He sido un buen comienzo de año, espero seguir superándome.

Cuáles son los principales retos a los que se enfrenta la mujer cubana en el arbitraje

El principal reto es imponerse ante la mayoría masculina y sus pensamientos de que no podemos ser superiores a ellos, es una competencia larga e intensa. Otro reto es siempre estar arriba, ser la numero uno.

Cuáles son las metas que te propones para el próximo año.

Me propongo mantenerme siendo árbitro internacional, tratar de llegar al mundial. Quisiera que la vida me sonriera así porque pongo el sacrificio y empeño. Esas cosas no solo dependen de mí sino de otros profesionales que deben ver que mi sacrificio vale, y que ellos acepten que yo pueda ser la primera mujer cubana que llegue a un mundial, masculino y femenino.

En algún momento has sido afectada por la violencia verbal

Sí, me han afectado muchísimo, tanto que a veces pienso que soy incapaz. Hay palabras que duelen, aunque una esté muy concentrada en su trabajo. Casi siempre son palabras del público que me hieren, pero lo que no me destruye me fortalece. En cada partido puede ocurrir. El árbitro es como un juez, existe para impartir justicia y desgraciadamente en el fútbol, los árbitros son mal vistos aunque hayamos estudiado muchísimo, y aunque existan la reglas para ser cumplidas. El público que no tiene conocimientos suficientes sobre las reglas. También mucha gente no entiende que somos seres humanos y nos podemos equivocar, aunque no queramos, nos esforzamos porque así no ocurra.

Las mujeres árbitros somos más víctimas de la violencia verbal dentro del partido.

Tuve la oportunidad de trabajar la final de un partido, donde sancione un penal y una tarjeta roja, y por la reacción del público fue tan que los policías tuvieron que protegerme. El público quería saltar la cerca por mi decisión y ahí me gritaron de todo. Exhorto a la comunidad a que se instruyan con respecto a las reglas del juego.

La mayoría de los aficionados al futbol son hombres. Las pocas mujeres que van, es para acompañar a sus parejas y familiares, no van por el futbol en sí.

Que crees que hiciera falta para cambiar este comportamiento violento hacia las mujeres árbitros.

Es muy difícil, creo que puede pasar de forma muy lenta, aumentando el nivel de conocimiento de las personas con respecto a las reglas del futbol y que aprendieran a disfrutar más del espectáculo. Deben abrir su mente y divertirse, que no nos vean como las enemigas. Hacemos una labor educativa, no los estamos tratando de destruir.

 Nuestro proyecto Corpus Habana está trabajando en promover el fútbol como una de las prácticas más saludables para mejorar la calidad de vida en las mujeres. En la actualidad hay un grupo grande de mujeres que estamos difundiendo este deporte y nos reunimos para jugar e intercambiar experiencia en distintos ámbitos, como es el caso de Fembolers, un equipo de mujeres de distintos continentes que encontramos en el fútbol femenino la gran alegría de la semana. La mayoría de los equipos femeninos son universitarios u organizados por el Inder. Se juega fútbol Sala, fútbol callejero y fútbol 11.