Corpus Habana Centro de Bienestar

Contracturas musculares. Sus causas y síntomas

contracturas musculares

Las contracturas musculares son uno de los principales síntomas que refieren las personas que nos visitan para una sesión de masaje. Regularmente se nos acercan algunas personas quejándose de dolores e incomodidad en cualquier zona de la espalda. Muchos usan frases como: “me siento un peso aquí atrás” o “tengo unos dolores que no puedo ni dormir”. generalmente estos malestares se deben a contracturas musculares. Estas se pueden producir por estrés, por un golpe de frió que se prolonga sobre un músculo o por una mala postura durante largos períodos de tiempo. Generalmente al dormir o estar sentado. Si estos factores se combinan es muy probable que acabemos con una contractura muscular que de seguro causará severos malestares.

¿Qué es una contractura muscular?

Pues, es una contracción continuada e involuntaria del músculo o algunas de sus fibras. Es un aumento del tono muscular de manera persistente e involuntaria. Provocan dolor y una alteración de su funcionamiento habitual. Esto impide que la sangre llegue a las células musculares y se acumulen toxinas. Lo que hace que las terminaciones nerviosas del músculo envíen señales al cerebro, provocando dolor. Se manifiesta como un abultamiento de la zona, claramente notorio, que implica dolor y alteración de su normal funcionamiento.

¿Cómo se alivia una contractura muscular?

Estas contracturas no desaparecerán hasta que no se corrija la causa funcional o el trastorno psicológico que las mantiene. Si sólo se trata la musculatura o sus síntomas, sólo tendríamos mejoras parciales y por poco tiempo, ya que la causa que lo origina persiste. Si aumenta el tiempo sin corregir la causa que provoca las contracturas musculares, se irán haciendo crónicas siendo más difícil de obtener una recuperación completa y permanente.

Dentro de las contracturas musculares se puede distinguir entre las originadas durante el esfuerzo físico o las que aparecen con posterioridad a este, y las residuales, que acompañan a otra lesión. Durante el esfuerzo físico se produce una concentración de sustancias activas (ácido láctico) para producir el movimiento en el cual el organismo es incapaz de depurar estas sustancias a través del torrente sanguíneo, y es cuando se acumulan y generan dolor e inflamación.

Contracturas musculares posteriores al esfuerzo físico

Posterior al esfuerzo es por la incapacidad del músculo de volver a su estado de reposo. Sucede muchas veces en personas sedentarias. En un músculo poco entrenado. Se manifiesta como resultado de una fatiga.

Contracturas musculares residuales

Residuales tras una lesión grave (una rotura de fibras, una fractura, un esguince, un fuerte traumatismo), la musculatura adyacente a la zona lesionada tiende a contraerse como mecanismo de protección. Sabiendo qué es una contractura muscular y cómo se pueden originar podemos realizarnos diferentes preguntas: ¿tenemos contracturas musculares en nuestro cuerpo? ¿cómo prevenir estas molestias? ¿qué hacer cuando tenemos estos dolores?

De tenerlas hay que tomar medidas, no podemos olvidar lo expuesto con anterioridad y sus consecuencias.

Autora: Lic. Anabel Estrada Cubela

Contracturas musculares. Sus causas y síntomas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
Abrir chat
Queremos ayudarte
A %d blogueros les gusta esto: