Ejercicios para Dolor Cervical

Los ejercicios para mejorar el dolor cervical son fáciles de hacer. No requieren de grandes esfuerzos ni tiempo. Mi consejo es que todo el mundo los realice. Muchos sistemas de sanación del mundo le prestan mucha atención a los ejercicios de esta región.

Este tema es un complemento del articulo anterior. Si no lo has leido: El Dolor Cervical

Importancia de los ejercicios cervicales

Previenen la aparición de trastornos

Ayuda a prevenir trastornos como la artrosis, rigidez, osteoporosis, osteofitos, deformidades, neuralgias, etc.

Mejoran el dolor

Debido a que la movilidad desencadena un conjunto de reacciones fisiológicas favorables que disminuyen la inflamación, la tensión y el estado articular.

Relajan los músculos

La actividad articular y muscular rompe con la posición estática  de dicha zona, evitando la contractura y la rigidez por falta de movilidad.

Mejoran el equilibrio

La persona adquiere mayor tolerancia en los cambios posturales, disminuyendo la sensación de mareos, náuseas y visión borrosa.

Aumenta la firmeza del cuello

Los músculos fortalecidos le confieren mayor firmeza a toda la estructura del cuello.

Mejoran la respiración

Debido a que los músculos del cuello participan en la respiración

Mejoran tu estética

Podrás evitar esta postura rígida de algunas personas, ese aspecto de dureza del cuello y la cara. Además de que ayudan a prevenir la flaccidez de la piel y los músculos del cuello.

Relajan la mente

Por el mecanismo propio del movimiento de músculos y articulaciones, pero también porque se realizan acompasados con la respiración.

Mejoran la función cerebral

Mejora la circulación cerebral mediante los movimientos del cuello que estimulan los vasos sanguíneos que nutren y transportan la sangre hacia el cerebro y cerebelo.

Aumentan tu desempeño físico cotidiano

Evitan que cuando alguien te llame detrás de ti no tenga que voltearse todo tu cuerpo como un robot. También al conducir un auto en una bicicleta y quieras mirar hacia atrás o a los lados.

¿Por qué persiste el dolor?

Cuando hay un estancamiento o recidivas de dolor cervical sabemos que no está haciendo las cosas bien del todo. En la mayoría de los casos el ejercicio no es cumplido por las personas de forma permanente y constante, sino que cuando superan la etapa de crisis, los abandonan. Insistimos cada día haciendo énfasis constante en la importancia de la realización de los ejercicios, este es uno de los aspectos más importantes de la recuperación de la cervicalgia.

Se aconsejan ejercicios de Charriere para región cervical, ejercicios isométricos de la musculatura del cuello y ejercicios de estiramiento de cuello, espalda y brazos. Muchas veces el dolor del área cervical viene acompañado de otras dolencias como braquialgia, dorsalgia, tendinitis, etc.

Los ejercicios se dividen en 3 tipos fundamentales

Ejercicios de estiramiento Pasivos

Debes ayudarte con tus manos para llevar tu cabeza, el cuello no hace el movimiento, solo se relaja. Cuando realizas el estiramiento debes exhalar, cando vas regresando a la posición inicial vas inhalando.

 

Ejercicios activos libres

mueves tu cabeza en las diferentes direcciones expuestas en las fotografías. Puedes realizar 10 repeticiones de cada movimiento.

 

Ejercicios isométricos

Es muy importante que durante este conjunto de ejercicios el cuello no se mueva. Aquí fortalecemos los músculos del cuello sin realizar movimiento. Ofrecemos una fuerza opuesta que puede ser la mano o una pared. Puedes realizar alrededor de 8 repeticiones de cada ejercicio.

Realiza estos ejercicios lentamente y concentrado en el aquí y el ahora para lograr mayores efectos. Si sientes molestias al hacer alguno de los ejercicios comienzan realizando poquísimas repeticiones, hasta que vayas mejorando. Si realizas algún deporte, asegúrate de incorporar estos ejercicios a tu práctica, así también prevendrás lesiones.

Disciplinas que puedes practicar

Ejercios de Charriere: Son ejercicios terapéuticos muy eficaces para mantener la salud y mejorar los trastornos de toda la columna vertebral

Yoga: Posee posturas específicas para región cervical

Taichí: Este sistema de lentos movimientos es uno de los más usados en el mundo para personas con osteoporosis y artrosis.

Bailoterapia: Muchos ritmos caribeños y afroamericanos requieren de movimientos del cuello, pero recuerda evitar movimientos bruscos y exagerados.

Te recomiendo que si tienes dolor busques la ayuda de un profesional para que te oriente cuáles ejercicios puedes realizar y cuáles no.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *