Terapia con martillo de calor y frio

El frío tiene efecto antinflamatorio y calmante, reduce el tamaño de los poros, disminuye la hipersensibilidad. El martillo caliente: Acelera la circulación sanguínea y aumenta el metabolismo celular. Funciona para suavizar arrugas. Y se pueden usar las dos temperaturas de contraste para lograr una piel más fresca.

 

Comprar servicio